La trascendencia como experiencia humana

El sentido de trascendencia como forma de experiencia humana

"El hecho antropológico fundamental es que el ser humano remite siempre más allá de sí mismo, hacia algo que no es él, hacia algo o hacia alguien, hacia un sentido. El ser humano se realiza a sí mismo en la medida que se trasciende" (Víctor Frankl)

“Sentido de trascendencia”: capacidad de un ser humano para experimentar su vida -o actos de la misma- como parte de una totalidad más amplia, contexto en el cual ésta cobra un significado de MISIÓN:

  • sentido de responsabilidad,
  • de paz y
  • de entusiasmo.

El sentido de trascendencia permite experimentar un estado de conexión con lo “otro” y el totalmente “Otro”, es una experiencia de ser, de pertenecer y de cuidar.

La experiencia de la trascendencia

En la mayoría de las culturas las personas se refieren a lo que aquí llamamos sentido de trascendencia como la experiencia de lo espiritual. Puede ser un sentido más profundo de la verdad o la belleza. Y puede ser abrirse y adaptarse a una sensación de que nuestras acciones forman parte de un mayor proceso universal.

Por su parte, John Dewey se refiere a “lo religioso” como una forma de experiencia, que abarca a las religiones, la ciencia o el arte, etc.

Una joven pianista interpreta “Tico Tico no Fuba”, el famoso tema del compositor brasileño Zequinha de Abreu.

En términos generales puede hablarse de cinco formas de experimentar o vivir la trascendencia:

a) El experimentarse como parte de un orden o plan universal o divino. Esta es la experiencia propia de las grandes religiones. Nos da con ello la esperanza de que podemos esperar un mundo mejor, que es posible librarse del mal voluntario, de que nuestros esfuerzos por lograrlo no serán en vano. Es la creencia en la vida humana como parte del eterno torrente del tiempo, de que cada uno de nosotros vino de algún sitio, y está destinado a algún sitio.

b) El experimentarse como parte de la naturaleza física en general y de la humana en particular,  como realidades en constante proceso evolutivo.

c) El experimentarse como parte del proceso histórico de constitución de la humanidad plena, de su perfectibilidad, de una agenda histórica que pasa de generación en generación. Esta es la experiencia de la trascendencia que se da en el humanismo de la modernidad, tanto en sus variantes idealistas, como la de Karl Krause, y la materialista histórica de Karl Marx.

d) El experimentarse como miembro de una forma concreta de humanidad, de una colectividad: el pueblo, la nación. Es la experiencia de la trascendencia desde una perspectiva política comunitaria.

e) El experimentarse a sí mismo como proyecto y tarea constante de superación, de integración y desarrollo pleno para consigo, la comunidad y el universo. Es la experiencia de la trascendencia como se la entiende en psicologías humanistas.

Estas cinco formas no son excluyentes, se combinan históricamente, predominan una más que otra según la época o la cultura. Se manifiestan en religiones, movimientos sociales, filosofías, mitos, etc.

Aquí hallarán el breve pero jugoso artículo sobre el tema del cual el texto anterior es un fragmento adaptado, que conecta con otras fuentes de interés. Vale la pena el buceo.

Trascendencia

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: